​Soy Edmundo Pérez.

Ayudo a negocios pequeños y/o unipersonales a tener una página web útil, segura, rápida y escalable. De éste modo, esas personas pueden dedicarse a lo realmente importante para ellos: vender más para hacer crecer sus negocios y disfrutar de más tiempo libre.

Tal como comienza la película "La Comunidad del Anillo" (ya descubrirás que soy ferviente tolkiendili", "El mundo está cambiando".

Escribo ésto cuando España comienza a salir del confinamiento por la COVID-19. Pero si lo hubiese dicho en 2015 sería igual: el mundo está cambiando. O más bien: el mundo ya cambió, pero muchos vamos atrasados en el camino.

Internet ya nos cambió: podemos acceder a cualquier cosa y a cualquier persona desde prácticamente cualquier dispositivo. Tan solo necesitas saber cómo llegar a ellos para ofrecer tus productos o servicios y cambiar tu vida.

Cuentas con la mejor herramienta a tu lado: WordPress.

¿Quieres crear una tienda online, una academia, un blog, vender tu tiempo (citas), un foro...? Todo eso se puede hacer con WordPress.

Tan solo necesitas dos cosas: decidirte a dar el paso y comenzar tu aventura.

WordPress y la información cambiaron mi vida

Soy mexicano, nacido en Monterrey, ciudad al noreste de México, la segunda o tercera en importancia y tamaño. Una gran ciudad.

Allí comencé a estudiar administración de empresas (FACPyA), pero no me gustó la carrera. A mitad de carrera terminé en el Centro de Informática de mi universidad y comencé a estudiar de todo: Flash, Dremweaver, Photoshop... y un software online llamado WordPress.

Un blog no es más que una herramienta que te permite hacer cualquier cosa, desde cambiar el mundo hasta compartir tu lista de las compras

Terminé de profesor de Adobe Flash. Las páginas entonces eran con animaciones, sonidos y no era muy importante el SEO ni el WPO. Al menos en las webs hechas con Flash.

La vida me trajo a España en 2008.

Al venir, me topé con varias sorpresas: mis estudios no tenían validez oficial en España, y tiempo después, Apple dio un golpe mortal a Flash.

De un día para otro, no tenía estudios, en un país ajeno al mío, y lo único que sabía, ya nadie lo quería.

La solución fue aprender WordPress. Creé un blog, y comencé a investigar y estudiar todo entorno a ésta maravillosa herramienta.

Tuve un recorrido curioso: pasé de bloguero a redactor por unos años, hasta que poco a poco deje de escribir y comencé de nuevo a crear páginas web y a ayudar a otros a hacer las suyas y a mejorarlas, mantenerlas y optimizarlas.

Sin WordPress no habría podido trabajar en España.

WordPress, querido lector@, me ayudó a cumplir mi sueño: vivir de lo que me gusta, como me gusta y con quién me gusta.

Descubrí esto en 2010 y sigo disfrutando de esto como cuando descubrí el mundo de la información en mi universidad. 

Quiero ayudarte a ser libre

Si tienes un negocio o eres freelance, la crisis, la del 2008 en España, la del coronavirus en 2020, o la que haya vivido tu país (especialmente si eres latino) te habrá enseñado una cosa: debemos adaptarnos de forma rápida a cualquier cambio.

Si has iniciado una aventura por tu propio pie, sin jefes y siendo dueño de tu tiempo y de tus decisiones, seguro has elegido WordPress como compañero de viaje. 

Quiero ayudarte a liberarte de unas tareas tan importantes, como absorbentes.

  • Crear una página web útil: que refleje tu marca pero al mismo tiempo atraiga clientes potenciales
  • Optimizar tu página web en todos los aspectos que necesites
  • Reparar los fallos que puedan presentarse. Créeme, siempre surgen.
  • Mantener tu WordPress al día

¿Por qué delegar éstas cosas? Porque no puedes hacer todo tú solo. Ni deberías.

Invertirás mucho tiempo en aprender qué funciona y cómo, si realmente conseguirás lo que necesitas con eso... Ese tiempo es valioso, y deberías invertirlo en una cosa: vender.

En eso consiste ser un sherpa: yo llevo la carga y tu eres libre de escalar la montaña: tus sueños y objetivos. 

Esto es para ti, si

  1. 1
    Si tienes un blog pero no funciona como pensabas, no tienes visibilidad entre tanto blog y ya no sabes qué hacer.
  2. 2
    Tienes una mentalidad abierta a que alguien te asesore y aconseje.
  3. 3
    Estás dispuesto a cambiar plugins, themes y no estás "casado" con nada de tu web
  4. 4
    Vas en serio con tu página web en WordPress, esto quiere decir, que una mínima inversión vas a realizar, por ejemplo: formación en ti mismo, dominio y hosting propios
>